YO CONOCÍ A JESÚS

RELIGIÓN

Determinan en qué momento los humanos comenzaron a creer en dios

Establecer cuándo y cómo el humano comenzó a creer en dios, es un desafío que los científicos intentan superar desde hace muchísimo tiempo. Ahora, un trabajo que reunió a estudiosos de diversas partes del mundo, logró decodificar los registros de 414 sociedades, dispersas en 30 regiones del mundo durante los últimos 10 mil años.

 

 

Así, investigadores de las universidades de Oxford, Connecticut y Keio analizaron estos registros con la poderosa base de datos datos Seshat: Global History Databank, que almacena más de 300 mil registros con información crucial sobre "complejidad social y religión".

"Nuestros análisis no solo confirman la asociación entre los dioses moralizantes y la complejidad social, sino que también revelan que los dioses moralizadores siguen, en lugar de preceder, grandes aumentos en la complejidad social", señaló Peter Turchin, científico de la Universidad de Connecticut y coautor del estudio.

"Durante siglos se debatió por qué los humanos, a diferencia de otros animales, cooperan en grandes grupos de individuos no relacionados genéticamente. Las respuestas eran por la agricultura, la religión y la guerra. Para nuestra sorpresa, nuestros datos contradicen fuertemente la hipótesis de la etnografía tradicional que sostiene que los dioses moralizantes son necesarios para permitir la aparición de las grandes sociedades", agregó Harvey Whitehouse, científico de la Universidad de Oxford.

"En casi cualquier región del mundo de la que tenemos datos, los dioses moralizantes tendieron a seguir, no a preceder, a los crecimientos de la complejidad social. Fueron los rituales religiosos los que ayudaron a crear una identidad colectiva y un sentimiento de pertenencia, que actuaron como un pegamento social y que ayudaron a que la gente de estas sociedades cooperase", agregó.

Así, contrariamente a lo que se creía, los "grandes dioses" moralizantes aparecieron después del surgimiento de grandes sociedades (con más de un millón de habitantes), y no antes, como un hecho necesario para que este tipo de sociedades surja. De ello se desprende que, entonces, los dioses moralizantes no son un requisito para la evolución de las sociedades complejas, aunque sí parecen sostenerlas y ayudar a su expansión.

 

 


Fuente: infobae.com

Imagen: Shutterstock