HUMANIDAD

El apasionante Mundial de Lucha Medieval

La herencia ancestral de los antiguos guerreros medievales se encuentra más vigente que nunca y cobra mayor fuerza, cada día. En plena era digital, los combates cuerpo a cuerpo con espada, hacha, lanza y escudo apasionan a miles y miles de personas alrededor del mundo. Es que, los tradicionales combates medievales acaparan el ámbito deportivo internacional y son hoy un verdadero fenómeno entre los deportes de contacto.

 

 

La lucha medieval es un deporte de contacto que involucra a varios duelistas, cada uno equipado con armas y armaduras de época, que se trenzan en pelea hasta que el adversario es vencido. Las reglas e implementos se ajustan fidedignamente a las batallas de la Europa medieval, entre el siglo XII y XIV, pero no a modo de recreación histórica, sino como marco para una lucha feroz.

Eso sí, las normativas indican que las armas no pueden tener, desde luego, ni filo ni punta, aunque, no obstante, las heridas propias de cualquier combate son inevitables. Además, los guerreros deben estar bien preparados, como para soportar una armadura de 30 kilogramos. Los enfrentamientos pueden ser uno a uno, o en equipos de tres, cinco y hasta treinta personas.

Cada año, los entusiastas de todas partes del mundo se reúnen en el Battle Of The Nations (Batalla de las Naciones, en español), cita para que los equipos de cada país den rienda suelta a su valentía y caballerosidad. Como es de esperarse, los europeos lideran esta disciplina y son, de hecho, pioneros del movimiento deportivo que, desde Europa Oriental, se expandió al resto del planeta. En pleno siglo XXI, el Mundial de Lucha Medieval es furor en el mundo.

 


Fuente: clarin.com

Imágenes: Shutterstock