NAPOLEON

El historiador que afirma saber dónde está enterrado el tesoro de Napoleón

Reza la leyenda que Napoleón Bonaparte y su ejército saquearon palacios e iglesias de Moscú durante su intento de invasión a Rusia en 1812. El tesoro robado estaría enterrado en un lugar desconocido hasta hoy. Ahora, un historiador ruso dice que sabe donde la fortuna puede estar escondida.

Los rumores decían que los soldados habrían enterrado el fruto del saqueo en algún lugar en el camino de vuelta a Francia. Se especula aún que los objetos de valor fueron arrojados en el Lago Semlevskaya. Pero el historiador Viacheslav Ryzhkov cree que el tesoro está en el fondo de otro lago, llamado Bolshaya Rutavech, cerca de la frontera de Rusia con Bielorrusia.

Según él, Napoleón envió sus tropas al Lago Semlevskaya como forma de despistar a posibles cazadores de tesoros. En realidad, el material habría sido depositado en el Lago Bolshaya Rutavech. El historiador cree que los soldados crearon un dique temporal, posibilitando la construcción de una cripta enterrada en el suelo, a una distancia de 50 metros de la orilla del lago. Cuando el dique fue reabierto, el agua cubrió el lugar del escondite.

Se cree que entre el material robado estaban lingotes de oro, joyas, cañones, armaduras antiguas y una cruz de la torre de Iván, el Grande (abuelo del zar Iván, el Terrible). Ahora, Ryzhkov quiere la ayuda de expertos para desenterrar el tesoro. Él afirmó que no quiere la riqueza para sí, sino devolverla a los verdaderos dueños, como las iglesias y templos de donde los objetos fueron robados.